“Que España sea uno de los países que más aceite de marca blanca consume debería hacernos reflexionar”

admin 10 de Noviembre de 2015 0
“Que España sea uno de los países que más aceite de marca blanca consume debería hacernos reflexionar”

La revista ‘Andalucía Industrial’ entrevista a Gonzalo Guillén Benjumea, director general del grupo Acesur.

Licenciado en Ciencias Empresariales por las universidades de San Pablo (C.E.U.) de Madrid y la universidad británica de Wolverhampton, donde finalizó sus estudios. Posee un máster en Dirección de Empresas por el Instituto de Empresa de Madrid. Comenzó su experiencia laboral en 1989 en Aceites del Sur, primero como asistente del departamento de exportaciones y posteriormente como director internacional. Desde 2002 es CEO del grupo ACESUR. Ostenta otros cargos como vicepresidente de la Asociación Española de Exportadores de Aceites de Oliva o vicepresidente de la Federación de Industrias de Alimentación y Bebidas de España.

1. Acesur ha asumido la distribución en exclusiva para España, Portugal y Andorra de las pastas del fabricante italiano La Molisana, ¿cómo han llegado a este acuerdo?, ¿cuáles son las expectativas de Acesur?

_MG_0549

Efectivamente, desde comienzos del 2015 somos los distribuidores oficiales y exclusivos para España y Portugal de la casa de pastas La Molisana. Se trata de una de las empresas más tradicionales italianas, con una marca que crece a doble dígito no solo aquí, sino también en su país de origen. Se trata del mayor procesador de trigo duro para pasta y con mayor capacidad de Italia. Es una marca de máxima garantía y con una diferencia en calidad respecto a la pasta tradicional que otras marcas ofrecen muy diferenciada: mayor contenido en proteína, y pasta producida con moldes de cobre en lugar de teflón.

2. La campaña del aceite de oliva está a punto de finalizar, ¿en qué situación se encuentra la exportación del sector oleícola?, ¿qué países lideran la exportación?

La exportación del sector del aceite de oliva vive un momento dulce, con varios años de crecimiento importante no solo a granel sino envasado, lo que es más importante y genera mayor valor añadido.
De esta manera, ya podemos desde España afirmar que somos líderes mundiales en la exportación de aceites de oliva envasados, por encima del tradicional Italia. Sin embargo, nos queda mucho por recorrer. Nuestras marcas aún no tienen el reconocimiento ni el prestigio de las de nuestros competidores italianos. Ellos llevan ventaja y han consolidado una buena imagen en los mercados exteriores. Sin embargo, en España estamos haciendo nuestros deberes con rapidez y eficiencia. Hoy ya existen marcas con gran posicionamiento en muchos países, como es nuestra marca ‘La Española’, presente en más de 100 países y liderando las ventas en muchos de ellos.

3. ¿Cómo está afectando el aumento del consumo de las marcas blancas a la empresa que dirige?

Las marcas blancas han alcanzado cuotas excesivas en España, están en torno a dos tercios del volumen total. En un paíslíder mundial en la producción y venta de aceite de oliva este hecho es una muestra de que las cosas no se han hecho bien desde el sector y las administraciones.

Que España sea uno de los países que más aceite de marca blanca consume debería hacernos reflexionar muchísimo, ya que es para colmo el país principal en producción.

3. En esta línea, ¿podría hablarnos de la importancia que posee la adquisición de marcas de fabricante?

Tiene grandes ventajas como una máxima garantía de calidad, mejor imagen, innovación, mejor presentación o trazabilidad. Podemos destacar, por ejemplo, nuestra marca Coosur, líder en innovación y dinamizadora de categorías como el virgen extra o el virgen, aportando nuevos productos y sabores. Nuestra marca lanza los aceites de oliva monovarietales y vírgenes con garantía de origen, aspectos que una marca blanca no puede contemplar, ya que sus objetivos son otros.

4. Los productores del aceite de oliva se quejan de los bajos precios, pero los consumidores lo hacen también del coste final, ¿qué precios son los idóneos en el aceite de oliva?

El precio final al consumidor debería ser justo y reflejo del sumatorio real de los costes a lo largo de la cadena de valor/suministro. Lamentablemente, existe una presión tremenda en la distribución por ofrecer al público, en este producto, un precio que muchísimas veces es ridículo y no cubre ni el coste de la materia prima. Es decir, los precios de venta al público que encontramos en muchas ocasiones de forma descarada, reflejan una venta a precios que no se corresponde con el coste real.

5. Las exportaciones es uno de los puntos más fuertes de su empresa, ¿qué porcentaje de las ventas son al exterior y cómo ha evolucionado en los últimos años?, ¿pretende incrementar su presencia en más países?
Gracias a una estrategia clara de internacionalización, actualmente la mitad de nuestra facturación proviene de los mercados internacionales. Por supuesto, en esa línea seguiremos trabajando e invirtiendo para crecer.

6. ¿Hablando un poco de las previsiones de futuro, ¿tienen pensado seguir ampliando las líneas de negocio? ¿Podría hablar de su plan de crecimiento?

Fundamentalmente nuestros proyectos vienen por incrementar nuestra presencia en los mercados internacionales. Para ello no descartamos alianzas comerciales o adquisiciones que puedan ayudarnos en ese objetivo.

7. Aunque la situación actual, como ha comentado, es dulce, ¿qué amenazas augura para el sector aceitero en los próximos años?

Creo que hay muchas más oportunidades que amenazas. Especialmente en los mercados emergentes y en los mercados consolidados, que también han iniciado un proceso de acercamiento al aceite de oliva gracias a su buena imagen, su calidad, beneficios para la salud, etcétera.
La amenaza, en su caso, está en casa. Hay que intentar salir de un bucle destructivo y ofrecer más variedad y precios justos a los consumidores españoles. Que administraciones y distribuidores trabajen de la mano para mejorar el valor percibido por parte del consumidor, y el valor agregado de la cadena de valor. Huir del precio como reclamo para la venta y de las marcas blancas como casi el único vehículo diferenciador en un producto de calidad como es el aceite de oliva.

8. Desde su punto de vista, ¿hay tareas pendientes en el olivar español?

Existen muchas cosasn que pueden ser mejoradas. Conseguir un mercado más transparente desde el origen, real y organizado, una implicación más cercana de la producción en la problemática de la industria, etcétera.

Leave A Response »